Con el objetivo de llevar tranquilidad a los miles de vecinos que utilizan los Centros de Atención Primaria del distrito, la gestión del intendente Mariano Cascallares se encuentra reforzando el monitoreo con cámaras en esas zonas de forma integral. También se instalan luminarias en los accesos y alarmas. Es en respuesta a una larga demanda. Además, en sólo dos años, Alte. Brown pasó de tener 19 cámaras de seguridad a contar con 308.

El Municipio de Almirante Brown puso en marcha una serie de acciones y medidas para reforzar la prevención en los Centros de Atención Primaria a la Salud (CAPS) que hay en toda la Comuna, mediante la instalación de cámaras de monitoreo, sistema de alarmas e iluminación en los accesos, con el objetivo de profundizar los monitoreos en esas zonas y llevar tranquilidad a todos los vecinos.

Desde la gestión que encabeza el intendente Mariano Cascallares, especificaron que en la mayor parte de los centros de atención primaria de la salud de Brown ya se instalaron cámaras de seguridad. Incluso en algunos casos puntuales como el CAPS 17 ubicado en la localidad de Solano, se instalaron dos equipos dos para monitorear todos los puntos de ingreso al establecimiento.

De esta manera, son más de 30 los dispositivos de videovigilancia que realizan monitoreos en las distintas zonas durante las 24 horas. Asimismo, los centros sanitarios en los barrios y localidades del distrito están siendo dotados de un completo sistema de alarmas y se les están instalando nuevas luminarias en los accesos y alrededores para una mayor y mejor visibilidad.

El secretario de Seguridad de Almirante Brown, Gonzalo Calvo, explicó en este sentido que la última camada de instalación de cámaras del distrito se está efectuando en los CAPS para “cuidar a la gran cantidad de vecinos que recurren a diario a esos centros. Por ello el intendente decidió dotar de nuevos equipos técnicos a estos lugares que hacen realidad la descentralización del sistema de salud pública local", agregó.

Esas cámaras de monitoreo, como las otras instaladas en las localidades de Brown, son vigiladas por operadores especialmente capacitados en el nuevo Centro de Operaciones Municipal (COM) que funciona en Burzaco sobre la Ruta 4.

Por su parte, el secretario de Salud local, Alejandro Costa, remarcó que el objetivo es "mejorar la calidad de los servicios y también la seguridad” de cada centro de atención, tanto para “beneficio de la comunidad como para el desempeño de los trabajadores de la salud”.

“Hay un monitoreo permanente desde el Centro de Operaciones Municipal (COM) gracias a las cámaras y también a los sistemas de alarmas. Además, se está mejorando la iluminación externa a partir de las nuevas luminarias. Todo esto aumenta la capacidad de prevención y el rápido abordaje de cualquier problemática que pueda surgir”, destacó Costa.

Los CAPS son un eslabón clave del Sistema de Salud Municipal, ya que son utilizados por miles de vecinos de las distintas localidades que comprenden Almirante Brown, a tal punto de que sólo en 2017 se hicieron casi 570.000 consultas médicas.

Con el objetivo de brindar un servicio de calidad, los distintos centros fueron dotados de equipamiento y tecnología por la gestión del intendente Mariano Cascallares en los últimos meses. Por ese motivo, a partir de un trabajo coordinado entre las secretarias locales de Seguridad y Salud se puso especial énfasis en reforzar la seguridad en esas zonas para llevarle una mayor tranquilidad a los brownianos.

El sistema de cámaras en Brown

Al inicio de la gestión de Mariano Cascallares, en Almirante Brown había solamente 19 cámaras  de seguridad operativas. Dos años después, la Comuna cuenta con un total de 308 dispositivos que están ubicados en distintos puntos estratégicos de las localidades de Adrogué, Burzaco, Claypole, Don Orione, José Mármol, Glew, Longchamps, Malvinas Argentinas, Ministro Rivadavia, Rafael Calzada, San José y Solano, con el objetivo de prevenir delitos y también de ser herramientas para la Justicia.

De ese total, 213 son cámaras fijas, 63 con domos y 32 con sistema TRASA, (Terminal de Reconocimiento Automático de Secuestro Automotor), las cuales son monitoreadas todos los días, las 24 horas, desde el COM, un completo edificio inteligente de 2285 metros cuadrados en el que confluyen las distintas fuerzas de seguridad que trabajan en el Distrito, además de Defensa Civil, Bomberos, el sistema Alerta Brown y el servicio de atención 107AB.

En este sentido, el secretario Calvo remarcó que la implementación de las cámaras en la Comuna tiene que ver con la impronta de “hacer aportes constantemente al trabajo que viene realizando Nación y Provincia en la lucha contra la inseguridad”. “Todo lo que se hace es para que el vecino se sienta más tranquilo. Lo hacemos con el firme objetivo de que cada persona viva mejor”, agregó.

Las 213 cámaras fijas están ubicadas en distintos puntos estratégicos de las 12 localidades que comprenden el Municipio de Almirante Brown. Lo mismo ocurre con las 63 de tipo domo, que permiten un monitoreo de 360 grados.

Con respecto a las cámaras TRASA, Mariano Muñiz, director general del COM, dependiente de la Secretaria de Seguridad local, destacó que se “monitorean por día las patentes de unos 25 mil autos”.

Con tecnología de avanzada, el objetivo de la propuesta es “detectar vehículos con irregularidades”, como por ejemplo que posean pedido de captura. En este sentido, Muñiz especificó que las cámaras están “colocadas en los distintos ingresos al distrito” y que los datos se cotejan con las bases de datos del Ministerio de Seguridad bonaerense.

Las cámaras además de ser una herramienta más de prevención, también son importantes para la Justicia, ya que muchas veces las grabaciones son utilizadas para esclarecer diversos hechos.

Desde la Secretaría de Seguridad local se llevan adelante también constantes controles de tránsito y operativos para prevenir picadas. Además, la gestión se encarga del pago de las horas extra a los efectivos destinados a esos operativos, al arreglo de los patrulleros que trabajan cotidianamente y el abastecimiento de combustible para que los vehículos puedan transitar los barrios.