El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, firmó un convenio con el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, para la histórica construcción de un paso bajo nivel en la intersección de la avenida San Martín y las vías del Ferrocarril Roca, ramal Glew, en el límite entre las localidades de Adrogué y Burzaco.

El convenio fue pactado este mediodía en un acto compartido con los intendentes de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de San Vicente, Nicolás Mantegazza, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

La obra, que tendrá un plazo de ejecución de 18 meses y una inversión de 750 millones de pesos, incluye la creación del paso bajo a nivel, la construcción de dos puentes vehiculares para los frentistas, un puente para las vías, rampas para el cruce peatonal y un proceso de urbanización que incluye veredas, accesos a las casas, iluminación y arreglo de espacios verdes.

Además, se anunció que se llevarán adelante obras de refacción y acondicionamiento en las estaciones ferroviarias de Burzaco, Claypole y José Mármol, la construcción de paradas seguras y bicisendas en distintos puntos de la Comuna y la creación de una nueva estación ferroviaria en la Universidad Nacional Guillermo Brown (Unab).

En este sentido, el intendente Mariano Cascallares destacó que “es un día muy importante para nosotros porque producto de un trabajo que venimos haciendo en conjunto se está avanzando con obras centrales y estratégicas para nuestro distrito”.

“Este paso bajo a nivel mejorará la conectividad y transitabilidad en una zona donde por día pasan más de 25 mil vehículos, por lo que será un avance histórico para todos los vecinos y vecinas. Además, estamos anunciando mejoras en tres estaciones y la creación de una nueva estación en nuestra Universidad”, subrayó el Jefe Comunal al tomar la palabra.

Por su parte, el ministro Meoni remarcó  que “todas estas obras se pueden llevar a cabo fundamentalmente porque hay intendentes comprometidos como Mariano Cascallares para poder ejecutarlas”, al tiempo que expresó que se trata de mejoras que le “cambiarán totalmente la vida a la gente”.

De la jornada que se llevó adelante en el Parque Municipal de Lomas de Zamora participaron también el presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Máximo Kirchner; el presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci y el ministro del Interior de la Nación, Eduardo “Wado” de Pedro, además de diputados nacionales y provinciales, funcionarios y dirigentes locales.

Detalles del nuevo bajo nivel

El proyecto fue realizado por el Municipio de Almirante Brown y la obra será financiada por el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Administración de Bienes de Infraestructura Ferroviaria (ABIF).

“Comenzamos con este paso bajo a nivel porque es el más importante del distrito en cuanto a transitabilidad de vehículos de carga y particulares, ya que por ahí pasan camiones, colectivos y autos, además de que la avenida San Martín conecta al distrito en distintas direcciones”, explicó la subsecretaria de Infraestructura local, Gabriela Fernández.

En este sentido, apuntó que con esta obra “se va a descongestionar considerablemente el resto de los pasos a nivel”, mejorando además “la conectividad este-oeste, reduciendo la contaminación que genera la congestión vehicular y revalorizando muchísimo la zona”.

El paso bajo nivel tendrá una doble calzada de ida y de vuelta, con una dársena separadora en el medio. Estará conformado de un puente para las vías y dos puentes vehiculares para que los frentistas a las vías tengan una calle propia para cruzar de un lado a otro y también con salida a la avenida San Martín, además de la creación de rampas peatonales.

En aspectos más técnicos, el nuevo paso, que será el más grande que se construirá en todo el distrito, tendrá una altura de 5.75 metros, pensada para que pueda ser utilizado por vehículos de todos los tamaños, y un ancho de 17 metros compuesto por dos carriles de ida y vuelta.

También se harán dos puentes vehiculares, uno a cada lado de las vías que le dan salida a la calle de convivencia de los vecinos y vecinas que viven en la zona; un tercer puente más para las vías del ferrocarril donde se trasladará el tren y también rampas peatonales para cruzar caminando de un extremo a otro.

El proyecto se hará en una sola etapa, compuesta por la excavación, el armado de paredes de hormigón, la colocación de una losa de supresión, la construcción de los tres puentes y finalmente una obra de urbanización que incluye veredas, rampas, acceso a casas, iluminación y arreglo de espacios verdes.

La obra tendrá un plazo de ejecución de 18 meses y durante todo el proceso el Municipio dispondrán una serie de medidas para que la afectación en la transitabilidad de la zona sea “mínima”.

En este sentido, se harán cortes parciales dejando carriles habilitados para que la circulación de lado a lado se mantenga. “En el único momento en que el paso será cerrado por completo es durante la construcción de los puentes”, especificaron desde la gestión que encabeza el intendente Cascallares.

Por último, desde el Municipio indicaron que “la idea es tener el mínimo corte posible sobre la avenida, dejando siempre laterales para que los vehículos puedan circular ya que es una zona en la que transitan por día una importante cantidad de vehículos”.